Publicado: 10 de Noviembre de 2016


La televisión vivió en 2010 su primer gran vuelco tecnológico. Fue la culminación del apagón analógico y el encendido digital. 

Tras aquella transformación, que obligó a incorporar descodificadores a los televisores o a comprar nuevos receptores, la TDT se prepara ahora para una nueva reestructuración después de que el Consejo de la Unión Europea diera la semana pasada luz verde a un cambio de frecuencias que afectará a los 28 países miembros. 

Según éste acuerdo, la TDT tendrá que abandonar la banda que ahora ocupa (la de los 700 MHz) para cedérsela a los servicios de Internet móvil y desplazarse a una inferior (470- 694 MHz).


La fecha para la mudanza será el 30 de junio de 2020 si bien, “por razones justificadas”, los países podrán aplazar dos años el nuevo apagón, según ha expuesto este martes Antonio Fernández-Paniagua, responsable de planificación.